lunes, 15 de septiembre de 2014

MALAS PRIMICIAS NUESTRAS

Rorate Coeli publica, «justo a tiempo para el Sínodo de la Familia», dos primicias de la Argentina para el mundo. Tales, que a nuestra patria (bien acompasadas ambas con un pontificado al menos impar) le han merecido los sugestivos bíblicos títulos de sol de la Iglesia universal y ardiente luz de las naciones. Se trata de dos sucesos ocurridos en el lapso de sólo dos días, y que sugieren una síntesis que el Antiguo Testamento hubiese retenido imposible: la de Sodoma con Jerusalén.

Ahí están, arrasando con toda explicación, primero la "bendición" (que el párroco se apuró en aclarar que no era boda) de una yunta de hombre y hombre, uno de ellos transexual, asunto recientemente abordado aquí. Fue en Santiago del Estero, tierra de proverbiales siestas, no exentas (por lo que consta) de pesadillas. Ni faltó el pasaje de las bodas de Caná, leído y glosado en la ocasión por el sacerdote, para mayor irrisión del sacramento del matrimonio.

Bautismo de Génesis, en brazos de su padre biológico. De corbata,
a la izquierda, la madre biológica. Eso que hay en el centro es un cura.
El día previo, como en una película de absurdo y de terror todo en una, se había celebrado el bautismo de la hija de una coyunda transexual en la ciudad entrerriana de Victoria. Merced a la nueva legislación que permite la "elección de género", el que nació varón ahora se llama Karen, y aquella de la que el partero exclamó "¡niña!" hoy es Alexis, aunque ambos mutantes volvieran momentáneamente al uso natural de sus respectivos sexos para poder concebir y parir a su hija, que llamaron Génesis (justamente en Génesis, 19  puede leerse el juicio de Dios sobre aquellas ciudades abominables que quedaron sepultadas en azufre). En este caso, el sacerdote se jactó de no haber sido criticado por ningún otro párroco. «Cada uno pensará lo que quiera pero ante todo está el respeto. Siempre es bienvenido un fiel más a la casa de Dios y él sólo puede juzgarnos», abundó.

No se sabe ya cuál de los agentes del caos resulta más eficaz: si los ideólogos (eclesiásticos incluidos), que actúan febrilmente desde cátedras episcopales y universitarias, editoriales, etc. O aquellos idiotas babeantes que, investidos de un sacerdocio que degradan con su sola presencia, capitulan ante todas las embestidas de los profanadores. Si la astucia de los malos o la exasperante lenidad de los babiecas.

Lo que sí arroja una respuesta -a esta altura casi obvia incluso en las más remotas latitudes católicas, debido a la proyección universal de aquella que era la causa local de tal quebranto- es lo que sugiere un tan lacónico como certero comentario con que concluye la noticia que citábamos al comenzar: podría ser útil, apenas con propósito de registro histórico, recordar quién estuvo mayormente a cargo de la Iglesia argentina durante la mayor parte de las dos pasadas décadas, responsable en diversos niveles de todos los nombramientos episcopales para la Argentina (excepto por un puñado de conservadores que fueron impuestos por Benedicto XVI ), dando con ello el tono para la Iglesia en su país.



NOTA: Apenas publicadas estas líneas, un diario local publica las impresiones del padre Joaquín Núnez, «que realiza su tarea pastoral en las villas de la ciudad [de Rosario]». De veras no podría expresarse mejor un programa tan deletéreo con más economía de palabras. Cuando el cura, de visita en la Santa Sede, le solicitó al Obispo de Roma poder aplicar "una mayor apertura en la administración sacramental", éste fue clarísimo: dale para adelante.


15 comentarios:

  1. Esto lo que da es tremenda rabia y más impotencia: ¡¿hasta cuándo?!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pregúntele a Lefebvre hasta cuando, el lo experimentó bien al tema-

      Eliminar
  2. Creo que lo peor de todo esto es la falta de resistencia. Estamos nosotros, claro, que nos parece una aberración, una blasfemia y una profanación, ¿pero somos los únicos cristianos a los que esto nos hace ruido? ¿No debería gente de la misma Iglesia decir "aquí se pasó un límite, o volvemos por el sendero correcto o terminamos todos gobernados por Satanás"? ¿No hay curas decentes en la Iglesia o son todos felices francisquistas?

    ResponderEliminar
  3. A estas alturas pienso si no sería la hora de reimplantar la Santa Inquisición...
    Mario Caponnetto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hogueras, de paso, podrían alimentarse con las obras de Boff, Rahner, Küng. Eso sería matar dos pájaros de un tiro.

      Eliminar
    2. Al final los zurdos tienen razón. Como la burra de Balaam gritan que la Única Iglesia que ilumina es la que arde. Y en su materialismo no se dan cuenta de cuanta razón llevan. Será cuestión de comenzar a encender nuestros corazones cada vez mas

      Eliminar
  4. Lamentablemente, debemos esperar todavía cosas peores.
    Las novelas apocalípticas se quedan cortas. No falta mucho para que se dividan las aguas entre fieles (católicos) e infieles, pero no esperemos -como en las novelas apocalípticas- que nos "obliguen" a pronunciarnos, a apostatar de la fe verdadera: tendremos que tomar la iniciativa de distinguirnos públicamente de ellos, y no esperar a que nos "echen". La persecución declarada será solamente para el desenlace de los tiempos finales.
    Todo será más tibio e indeterminado de lo que nuestras mentes formadas con ideas claras pueden concebir. Todo será más modernista, es decir, mucha mezcla de errores que no niegan absolutamente las verdades sino relativamente.
    Todo esto a nosotros nos resulta insoportable pero al mundo solo lo adormece más y lo sume en el error.

    E.C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, creo que es perfectamente posible en el corto plazo una persecución, no solo religiosa sino estatal, acusándonos de "intolerantes", "discriminadores", y mandando a todos los verdaderos católicos (y también a seguidores de otras denominaciones que se mantengan fieles a las doctrinas morales del cristianismo) a la cárcel.

      Eliminar
  5. La Inquisición ya esta implantada, son sus victimas los "misericordiados" de Francisco, y por supuesto el silencio, la desconfianza y las vergüenzas de esta Iglesia, a cuya cabeza, el Papa, cabría decirle aquello que dijo Jesús: "decidle a esa zorra que hoy y mañana seguiré haciendo.." a pesar de sus jugadas y sus planes (esto es añadido).
    Un saludo y a seguir esperando en el Señor.

    ResponderEliminar
  6. El cura Apostata SERGIO ALBERTO LAMBERTI en su pagina de Facebook dentro de sus paginas favoritas tiene la del herético Leonardo Boff todos estos discípulos de Satanás son teólogos de la Liberación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El caso del matrimonio de los maricas es similar. Desde hace al menos veinte años en una importantísima iglesia jesuita del interior del país los sacerdotes “bendicen” las uniones de homosexuales a las que asisten sus familiares y amigos, y desde hace el mismo tiempo, al menos, un gran número de sacerdotes de todos los colores y pelajes absuelven en confesión a las personas homosexuales que conviven con otras de su mismo sexo. Es cosa vieja y no es ocurrencia de algún cura. Es lo que se enseña en muchos seminarios, despacito para no levantar la perdiz, siguiendo al jesuita Tony Mifsud, en sus tres tomos de “Moral del discernimiento” (San Pablo, Santiago de Chile, 1993): lo ideal para la persona homosexual, es la castidad perfecta, pero en el mundo actual eso es imposible. Por tanto, lo mejor posible es la convivencia con una pareja fija para evitar, de ese modo, conductas promiscuas. Esto fue escrito a comienzos de los ’90, y desde esa época se practica en gran parte de las iglesias católicas argentinas.

      Y eso lo sabe Bergoglio. Y lo saben los obispos. Y no dicen nada. O, más bien, no decían nada. Ahora están, despacito para no asustar, blanqueando la cuestión.
      http://caminante-wanderer.blogspot.com.ar/2014/09/mons-bokalic-salio-aclarar.html

      Eliminar
  7. Alguien sabe si los curas apostatas también le dieron la comunión a los sodomitas?

    ResponderEliminar
  8. sol de la Iglesia universal y ardiente luz de las naciones

    por favor que esos títulos lejos están de poder ser aplicados a estas situaciones horrorosas, esos títulos son positivos y la situación totalmente negativa.

    ResponderEliminar
  9. http://site.informadorpublico.com/2014/09/16/las-expropiaciones-rurales-de-persico/

    ALERTA!!!!

    ResponderEliminar
  10. Vean este artículo de Magister, está más que interesante. Algo de historia sobre la reforma litúrgica:

    http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2014/09/16/le-fiammeggianti-memorie-del-convertito-che-paolo-vi-voleva-far-cardinale/

    ResponderEliminar