jueves, 9 de octubre de 2014

OTRA MÁS QUE NOS REGALA

Por si no bastara con el Sínodo, y en una escalada verborrágica urticante ya de más, Francisco entrega el estrambote, la clave hermenéutica de aquel terrible «no existe un Dios católico» confiado hace un año a su amigazo marxista Eugenio Scalfari para su ulterior divulgación orbital. Ahora abundó, en el marco de sus acostumbradas homilías semi-pías (esas piezas de la más ostensible vaguedad doctrinal que pronuncia innecesariamente cada mañana), que
Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray non existe! ¡Existen las personas!
Cualquiera que contextualice el discurso en el pontificado en curso entenderá que la inmediata afirmación trinitaria o la aclaración «existen las personas» no arregla nada. Ni sirve pedirles a los presentes que «¡no se escandalicen!», salvo con una obvia intención antifrástica. Este hombre pretende lanzar la piedra y detenerla a la mitad de su recorrido. Y esto no es posible, máxime cuando no queda apenas vidrio sano a causa de otras afines bromas ya ensayadas.


Todo consuena  rigurosamente. Si Bergoglio se atreve a escupir al cielo, tal como lo demuestra en ocasiones como ésta, ¿qué mucho que escupa en el plato del que come, cada vez que denigra a la Iglesia en su historia y en sus hábitos? ¿Por qué no será capaz, como el Viejo Vizcacha, de escupirles el asado a los demás para comérselo todo él, como consta en los casos de sañuda persecución emprendida contra las poquísimas órdenes religiosas y diócesis aún florecientes en medio del erial postconciliar?

«Dios no existe: lo dije, lo dije», podría monologar en lo escondido de sus aposentos este sujeto de quien permanecerá insoluble el problema de la legitimidad de su elección -problema que, después de conocerse el libro de Antonio Socci, divide a canonistas y suscita fuertes discusiones. La pregunta a esta altura es si no cabe sugerir la vacancia de la Sede ante un caso notorio de demencia, cualquiera sea la etiología de la misma, si psíquica o pneumática.

El caso es que, sea en el fragor de las tormentas que en la placidez de un manso crepúsculo, en cualquier momento del doliente día del católico que asiste a los horrores que vierte Roma sobre el mundo, los oídos logran captar los acentos de una catilinaria sideral que avisan sobre la Mano pronta a caer: quousque tandem abutere, Francisce, patientia nostra? Y no hay blasfemia de Bergoglio que logre ahogarla.

19 comentarios:

  1. De Mattei les picó el boleto -lo que no quiere decir que se vayan a salir con la suya- (a JB, Kasper y Cía)

    "También para Kasper la Cristiandad, antes de ser doctrina, es historia, o “praxis”. En su libro más famoso, “Jesús, El Cristo” (Queriniana, Brescia 1974), desarrolla su cristología en una clave histórica que es derivada de La Filosofía de la Revelación del alemán idealista. El concepto trinitario de Schelling es el de los Sabelianos y Modalistas heréticos, precursores del Arrianismo. Las tres Divinas Personas son reducidas a tres “modos de subsistencia” de una sola persona – naturaleza (Modalismo), mientras que la esencia de la Trinidad es realizada en la manifestación de “Sí misma” al mundo. Cristo no es el intermediario entre Dios y el hombre, sino la realización histórica de la Divinidad en el proceso Trinitario.

    Coherentemente con la cristología y eclesiología de Kasper, la Iglesia es, primero y ante todo, “pneuma” “Sacramento del Espíritu”, una definición que para el Cardenal alemán “corrige” la jurídica de Pío XII en Mystici Corporis (La Iglesia, Lugar del Espíritu, Queriniana, Brescia 1980, p. 91). El campo de acción del Espíritu Santo no coincide de hecho, como lo quiere la Tradición, con el de la Iglesia Católica Romana, sino que se extiende a una más vasta realidad ecuménica, la “Iglesia de Cristo” de la que la Iglesia Católica es parte."

    http://panoramacatolico.info/articulo/s-nodo-y-verdad

    V.

    ResponderEliminar
  2. Fe de erratas "lo que no quiere decir que -no- se vayan a salir con la suya"
    V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque... primer noticia buena que leo en días....

      http://rorate-caeli.blogspot.com/2014/10/synod-majority-is-against-kasper.html

      V. (habrá que seguir rezando)

      Eliminar
  3. Bergoglio fue iniciado en la Kabbalah por sus amigos judíos.

    La Kabbalah enseña, precisamente, que "Dios no existe", no el Dios católico, que conocemos nosotros, si no un Dios mutable en la mente del hombre, que va cambiando según el devenir de la humanidad.

    Entonces, "Dios no existe", si existe la "idea" que yo tengo de eso que llamamos Dios y esta sometida a la evolución de mi pensamiento en relación a ella.

    Los que quieran profundizar: "De la cabala al progresismo" Padre Julio Meinville.

    Bendiciones

    PD es un hereje

    ResponderEliminar
  4. Hay que ser tarado, un pedante que está a un cuarto de hora de palmarla, empeñado en tocarle las pelotas a Dios, y todo porque se ve y se siente con el trajesito de "papa"..
    Pues que sepa que de Dios nadie se rie, aunque tenga mucha paciencia.

    ResponderEliminar
  5. Dijo eso?
    Estará loco? O querrá hacerse el gracioso?

    ResponderEliminar
  6. Si no fuera porque se trata de una de sus típicas frases efectistas, diria que acaba de resucitar el viejo triteísmo.

    ResponderEliminar
  7. La similitud de este nefasto sínodo con el CV2 es notoria en cuanto a su fin (pastoral), en cuanto a su divulgación extra oficial (mass media) y en cuanto a su objeto propio (modificar el dogma a través de la "praxis").
    Debemos esperar entonces resultados no ya similares sino aun mucho peores que aquel porque cuenta con el desembozado apoyo de un obispo de Roma hijo dilecto del mismo.
    Aunque los documentos finales y su exhortación no contengan herejías explícitas mas o menos como el CV2, sin duda estará lleno de "praxis" antidogmática que será reinterpretada debidamente por el post sínodo, al igual que fue el post concilio.
    Señores, la hora es crucial y amerita de nuestra parte actos concretos que se traduzcan en organización para resistir a estos malignos que se adueñan sin descaro ya de la Iglesia.
    Por lo pronto no se debe dejar momento sin hacer lo posible para bombardear este diabólico papado mientras esperamos la intervención directa de Aquel que nos prometió estar con nosotros hasta el fin de los tiempos.

    ResponderEliminar
  8. Esta es una Violación clara de Bergoglio del segundo mandamiento

    ResponderEliminar
  9. http://youtu.be/eJwhDQBBtAA
    alerta
    la cámpora otro fruto del comunista bergoglio

    ResponderEliminar
  10. Como lo prometí, lo publiqué en castellano, inglés y en chino (gracias a mi amiga, Jianglin Chen). Aquí está el enlace en chino:

    http://eticacasanova.org/2014/10/10/%E8%AD%A6%E6%8A%A5%EF%BC%9A%E8%AF%B7%E6%B1%82%E5%BC%97%E6%9C%97%E8%A5%BF%E6%96%AF%E7%A7%91%E6%95%99%E7%9A%87%E9%99%A4%E5%90%8D%E6%95%99%E4%BC%9A%E5%8F%9B%E5%BE%92/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo podemos enviar al médico acupunturista de Bergoglio, entonces.

      Eliminar
  11. "Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray non existe! ¡Existen las personas! "

    Tremendo, rayando en lo malvado, provocativo y herético. Francisco se pone encima de la creencia, quiere ser la reencarnación de la creencia de la fe.

    Dios es uno y trino, por lo tanto en Dios se dan tres personas: Padre, Hijo y Espiritu Santo. Y sanseacabó.

    Todo lo demás me parece inadmisible, genera enredo y confusión a las personas de buena fe. Y es lo último que se puede esperar del que figura es el Vicario de Cristo.

    ResponderEliminar
  12. Que facil va a ser comapar blasfemias y confusiones, siempre iendo a la fuente luminosa del Papa Emerito, y asi ya no se nos rompe el alma en cada ocasion que el hombre que dirige la Iglesia desde Roma, da su opinion en cada sermon.

    Les dejo la homilia sobre la Santisima Trinidad de Benedicto XVI, siempre claro , luminoso . Si que la sustancia subsite en si, es Dios.

    Hoy contemplamos la Santísima Trinidad tal como nos la dio a conocer Jesús. Él nos reveló que Dios es amor "no en la unidad de una sola persona, sino en la trinidad de una sola sustancia" (Prefacio): es Creador y Padre misericordioso; es Hijo unigénito, eterna Sabiduría encarnada, muerto y resucitado por nosotros; y, por último, es Espíritu Santo, que lo mueve todo, el cosmos y la historia, hacia la plena recapitulación final. Tres Personas que son un solo Dios, porque el Padre es amor, el Hijo es amor y el Espíritu es amor. Dios es todo amor y sólo amor, amor purísimo, infinito y eterno. No vive en una espléndida soledad, sino que más bien es fuente inagotable de vida que se entrega y comunica incesantemente.

    Lo podemos intuir, en cierto modo, observando tanto el macro-universo —nuestra tierra, los planetas, las estrellas, las galaxias— como el micro-universo —las células, los átomos, las partículas elementales—. En todo lo que existe está grabado, en cierto sentido, el "nombre" de la Santísima Trinidad, porque todo el ser, hasta sus últimas partículas, es ser en relación, y así se trasluce el Dios-relación, se trasluce en última instancia el Amor creador. Todo proviene del amor, tiende al amor y se mueve impulsado por el amor, naturalmente con grados diversos de conciencia y libertad.

    "¡Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!" (Sal 8, 2), exclama el salmista. Hablando del "nombre", la Biblia indica a Dios mismo, su identidad más verdadera, identidad que resplandece en toda la creación, donde cada ser, por el mismo hecho de existir y por el "tejido" del que está hecho, hace referencia a un Principio trascendente, a la Vida eterna e infinita que se entrega; en una palabra, al Amor. "En él —dijo san Pablo en el Areópago de Atenas— vivimos, nos movemos y existimos" (Hch 17, 28). La prueba más fuerte de que hemos sido creados a imagen de la Trinidad es esta: sólo el amor nos hace felices, porque vivimos en relación, y vivimos para amar y ser amados. Utilizando una analogía sugerida por la biología, diríamos que el ser humano lleva en su "genoma" la huella profunda de la Trinidad, de Dios-Amor.

    La Virgen María, con su dócil humildad, se convirtió en esclava

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No idealicen a B XVI, el y Rahner también hicieron de las suyas en el concilio..

      Eliminar
  13. "Muller pone algo de sentido común y solicita que se publiquen las ponencias sinodales.
    Los católicos tiene derecho a saber lo que dicen sus Obispos".
    Al menos alguien mantiene cierta cordura, otra cosa es que le hagan caso.

    ResponderEliminar
  14. No se preocupen, el ¿cardenal (será cardenal uno que huele a apóstata)? ex arzobispo de Sidney, el que maneja todas las finanzas del Vaticano, dijo algo, quizás, mejor todavía: a él le gustaría que Jesús no hubiera sido tan estricto con las "REGLAS" sobre el divorcio... Ya llegaron a remendarle, explícitamente, el capote a Dios...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se repite lo de Moisés que les dió libelo de repudio por su dura cerviz, pero al principio no era asi.

      Eliminar