jueves, 16 de abril de 2015

UNA PAVOROSA CRUZ ECUMÉNICA

«Ése no es el estrumento de nuestra redención», clamó un paisano al paso de la informe cruz, al tiempo que una bandada de siriríes hacía sentir su rechifla y las fisgonas lechuzas chistaban. Si el periplo hubiese incluido nuestro altiplano, la «Cruz ecuménica de la resurrección» (tal su sesquipedal alias) no se hubiera librado del esputo de los guanacos.

La bendición solemne
Se trata de una cruz de caños cromados rematada por un vidrio de colores. Vino de Alemania, como Hegel y como Marx, acarreada por una comitiva de la diócesis de Rottenburg-Stuttgart, y fue entregada a las Comunidades Eclesiales de Base y organizaciones ecuménicas de la Argentina en una parroquia de la diócesis de Quilmes con el fin de que «peregrine por las comunidades, barrios y parajes». Había sido bendecida por Francisco en el pasado mes de febrero, poco tiempo después de lo cual su autor murió, víctima de una extraña y fulminante infección (más información e imágenes aquí).

El secreto (si tiene alguno) del arte contemporáneo es su cinismo. Una vez deshecha la figura y burlada la representación, lo que queda es poner descaradamente en su lugar lo que el arbitrio mande. El siguiente paso ha sido, con frecuencia, la risa del "artista" en las barbas del público y la crítica, reprochándoles su candor. Así ocurrió repetidas veces con varios de los capitostes del llamado pop art, que se desenmascararon ellos mismos ante la prensa luego de ofrecer en salas de exposición las etiquetas de latas de conservas o de productos de limpieza; así lo hizo Picasso, quien no temió afirmar en un reportaje, a propósito de sus lucrativas imposturas, que «a fuerza de divertirme con todos estos juegos, con todas esas paparruchas, con todos estos rompecabezas, jeroglíficos y arabescos, me he hecho célebre, y muy rápidamente. Y la celebridad significa para un pintor: ventas, ganancias, fortuna, riqueza [...] Pero cuando estoy a solas conmigo mismo, no tengo valor de considerarme como un artista [...] Yo soy solamente un entretenedor público que ha comprendido a su tiempo y se ha aprovechado lo mejor que ha podido de la imbecilidad, la vanidad, la avidez de sus contemporáneos».

Al fondo, a la izquierda, el cardenal Ravasi,
babeante admirador del arte moderno
Lo notable -y aún no previsto en tiempos de Picasso- es que los receptores de estas deposiciones de arte sean ya no los snobs de antaño sino los católicos de hogaño, comenzando por el propio pontífice, cuya función acaba por ser la de un sol frío y húmedo a coronar la lúgubre explanada de los tiempos. Pues no se trata ya de confirmar a los hermanos en la fe sino de confirmar a los que yerran en su error. Y que esta desdichada pantomima tiene por actores a papas que precedieron a Francisco, lo comprueba el que la misma cruz y su propio autor fueran ya recibidos por Benedicto XVI en noviembre de 2010. Lo que se dice toda una «hermenéutica de la continuidad».

Si la fealdad en la mujer es más horrible que en los demonios, según proverbial expresión de Shakespeare, qué habrá que decir de la fealdad y de la calculada nimiedad emplazadas en el templo, bendecidas y honradas allí donde el pulchrum debiera reflejar la gratitud de los hombres por la obra de la Redención. No puede ser esto sino un signo -y de veras elocuente- de una presencia abominable invitada a demorarse allí donde no debe.

25 comentarios:

  1. Me he quedado petrificada viendo la feísima y casi blasfema cruz dándole cancha al mismo autor por Benedicto XVI años atrás. Me sabe mal, muy mal, y lo lamento profundamente, y tu sabes muy bien estimado Flavio por donde van los tiros. Pero la fotografia que muestras me ha hecho daño porque se muy bien lo que representa.

    Qué las comunidades cristianas de la diócesis de Rotenburg-Stuttgart (Alemania) entregarán a las Comunidades Eclesiales de Base y organizaciones ecuménicas de la Argentina una Cruz Ecuménica de Resurrección, que fue bendecida por Francisco me consta, me crispa y me escandaliza.

    Durante estos dos años de pontificado y despues de tantos despropósitos, todo se ha disparado a peor; hemos tenido que aguantar toda clase de actuaciones, de homilías y lindezas proferidas por Bergoglio que cualquier persona no se atrevería a hacer o decir. Así que de Francisco no espero nada de nada, salvo que Dios intervenga.

    Doy por descontado que Nuestro Señor no está para nada de acuerdo con lo que acontece en su Iglesia desde hace un montón de años, pero está permitiendo, en este digamos último tramo (eso espero) que las cosas se hayan disparado y anticipado a una velocidad vertiginosa al ser elegido el cardenal de Bs.As como cabeza visible de nuestra Santa Madre Iglesia. Él y sólo Él sabe el porque, nosotros esperamos rezando para que toda esa pesadilla se acabe ya de una vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con usted Maite C

      Eliminar
  2. "comenzando por el propio pontífice, cuya función acaba por ser la de un sol frío y húmedo a coronar la lúgubre explanada de los tiempos"

    Francisco-Bergoglio lo confirma:
    http://www.panodigital.com/articulo/frio-saludo-de-francisco-al-esposo-de-asia-bibi

    ResponderEliminar
  3. El arte moderno, celebrando su triunfo, proclamó su propio non serviam. Ya no serviría más. Demandó para sí mismo la reverencia –no disminuida- que hasta ahora había sido dirigida a su objeto. La Iglesia debería haberse dado cuenta hace tiempo de que el arte que había acogido en su propio seno estaba tratando de liberarse de su madre. Las revoluciones no suceden de un día para el otro; requieren preparación. Desde hace tiempo la Iglesia ha dejado de ser la gran mecenas del arte, y el arte va donde está el mecenas. Por demasiado tiempo la Iglesia ha estado en una posición defensiva y timorata y ya no pudo atraer a los espíritus libres. Lo que ya había sucedido en la filosofía y en la sociedad, tenía que pasar en el mundo del arte; la Iglesia había perdido su poder e influencia.

    Vladimir (Fragmento de "La Herejía de lo Informe" de M. Mosebach).

    ResponderEliminar
  4. Ojo con las bendiciones de Bergoglio. Parece que en realidad son maldiciones. No es el único caso de muere de un bendecido por el.
    ¿Alguien sabe por qué el autor del esperpento tuvo que entregar dos veces la misma cruz? La única explicación es que Benedicto XVI la haya rechazado. ¿no será así?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto último lo desconozco. Pero en la página oficial del finado artista del vidrio se publican diversas fotos de su encuentro con Benedicto, todas de visible cordialidad. Ratzinger es, al fin de cuentas, un hombre cultivado, carente del gusto embrutecido de Bergoglio: es dudoso que en su fuero íntimo aprobara ese engendro de cruz, y quizás no lo haya bendecido, no lo sé. Lo que me parece obvio -y este caso es un ejemplo- es que los compromisos lo maniataron: hace mucho que se echa de menos en la Jerarquía un poco más de libertad de acción para dar al traste con las formas cuando éstas contrarían la verdad.

      Al margen: ¿quién es el otro bendecido por Bergoglio que murió?

      Eliminar
    2. Bueno, a decir verdad, no sería propiamente bendición. De hecho Bergoglio bendijo solo esa cruz en realidad. Pero casos parecidos son:

      Tony Palmer:
      https://www.youtube.com/watch?v=Op6ld5km_Uk

      El autor de "El Verdadero Francisco":
      http://www.ciudad.com.ar/espectaculos/129889/murio-periodista-omar-bello-violento-accidente-automovilistico

      y creo que hay más por el estilo.

      Eliminar
    3. Tony Palmer "sacerdote" anglicano.

      Eliminar
    4. Coincido. Las muertes son muy extrañas. Yo agregaría las muertes al desplomarse el escenario en su misa de clausura de su visita a Filipinas, el incendio de la gruta de la Natividad en Belén al día siguiente de ser bendecida por Bergoglio...y hay más

      Eliminar
    5. Y también podríamos mencionar el accidente automovilístico fatal de su familia carnal, muriendo uno de sus sobrinos. La muerte acompaña a ese hombre.

      Eliminar
    6. Me parece que al final el sobrino se recuperó, la que falleció fue la esposa y el hijito bebé.

      Eliminar
    7. ahora le mandó una bendición a una escuela del barrio Alto Verde de la ciudad de Santa Fe, veremos que pasa.....

      Eliminar
  5. Hay varios casos, de variada gravedad (algunos son cómicos, otros realmente trágicos) que demuestran que Bergoglio es mufa:
    - el nuevo barco de Buquebus (justamente llamado Francisco), chocó contra las rocas en el puerto de Montevideo poco después de ser incorporado;
    - Bergoglio dijo a Dilma Roussef que iba a "rezar por Brasil" en el mundial, los brasileños tomaron 7 goles de Alemania;
    - Bergoglio plantó, junto con palestinos e israelíes, un árbol de la paz, pocos meses después Israel lanzó un mortífero ataque a Gaza;
    - Bergoglio soltó una paloma por la paz en Ucrania, que es brutalmente atacada por una gaviota y un cuervo, poco después la situación en el país recrudece y se vuelve una guerra civil plena.
    Probablemente haya más casos, esos son los que me acuerdo ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El choca la calesita ganze zeit... jaja

      Eliminar
  6. ¿y no fué también con bergoglio que se inundó una explanada donde habían construído un altar cuernudo (que le decían) en la jmj de Brasil ? que al final terminaron haciendo la misa en otro lado por el estado calamitoso en que quedó ese espacio.

    ResponderEliminar
  7. http://cc.bingj.com/cache.aspx?q=altar+cuernudo+jmj+brasil&d=4795100452555361&mkt=es-ES&setlang=es-AR&w=33y9Z1i6rvCEj0VluogWJeGDc9uyeGrN

    ResponderEliminar
  8. Justo en esta misma página, en la columna de la derecha aparece esa miniatura con una maravillosa, iluminadora e inspiradora cruz románica/gótica que me llena de la gloria de Dios cada vez que la veo.

    Lástima que la foto sea tan pequeñita porque he intentado imprimirla.

    ¿Qué cruz es esa tan llena de mensaje, de contenido, de significado, de inspiración, tan llena de sobrenaturalidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una hermosa cruz conocida como "crucifijo de Limoges" (son varios, en verdad, los que llevan este mismo nombre), y data del primer tercio del siglo XIII. Alguna escueta información en:

      http://elpasiego.foroactivo.com/t88-el-romanico-en-los-museos#8770

      Eliminar
  9. Hola, Flavio, tu artículo es muy bueno, pero lo que me gusta más es la recopilación de tragedias precedidas de bendiciones de Francisco, ¿por qué no bendecirá a su Pontificado? Podría salirle todo al revés o terminarse antes que le salga como él quiere. En realidad, lo que más me gusta e interesa son las palabras de Picasso, ¿puedes darme la referencia, per favore? Me serviría de mucho... De antemano, prego, ragazzo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro hecho luctuoso relacionado con este pontificado fue la caída de una estatua de Juan Pablo II sobre un joven italiano pocos días antes de la canonización del polaco, lo que le acarreó la súbita muerte a la víctima.

      Las palabras de Picasso constan en:

      http://elblogdecabildo.blogspot.com.ar/2011/05/de-pluma-ajena.html

      que a su vez fueron tomadas de la revista española «Fuerza Nueva», de setiembre de 1981, y ésta las tomó del diario «El alcázar».

      Eliminar
  10. ¿Alguien puede comentar esa movida (creo que para hacer dormir a la oposición) por la que Francisco, a través de Polli, "legaliza" la SSPX en Buenos Aires?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bachiller Sansón Carrasco18 de abril de 2015, 8:52

      Cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía...

      Un interesante artículo, con discusión al pie, puede leer aquí: http://panoramacatolico.info/articulo/realidad-y-fantasia-sobre-un-reconocimiento-legal

      Eliminar
  11. Yo en ese esperpento veo un avión que cae en picado y se estrella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí este adefesio me recuerda mucho más a la mira de un cañón antiaéreo en plena acción

      Eliminar
  12. amigos, vea el denzingerbergoglio. Está de buenas.

    ResponderEliminar