lunes, 10 de octubre de 2016

CRÓNICA SUCINTA DEL ATAQUE A LA CATEDRAL

«Si consistant adversum me castra, non timebit cor meum» (Ps. 27, 3)

Aun pretextando que el tiempo psicológico no se corresponde con el tiempo real, a esa hora y fracción transcurrida en una atmósfera turbia y densa herida por los reflectores y por las luciérnagas portátiles de los celulares no le convendría (por lo hiperbólica) la noción de «temporada» o «estación» que previó Rimbaud para su célebre saison en enfer. Hora extensa no tanto como aquélla, a esa mascarada viscosa y abyecta que se ofreció sucesivamente a las retinas, hecha de endriagos ululantes, de representaciones sodomíticas de uno y otro «género» (si es que son sólo dos), de slogans archimanidos en las fauces de la típica fauna marxista, todo envuelto en una pesadez atravesada de malos olores y disgustosos gruñidos, a toda esta aprehensión digamos entre «psicodélica», de hinchada de fútbol y de barricada le correspondería más bien (no sin licencia, se entiende, y con falta de fuego y con sobra de risotadas) la visión del infierno que refieren los pastorcitos de Fátima. Esos rasgos del réprobo que reconoció con pena el papa Gregorio XVI en la fisonomía de Lammenais después de haberlo tratado en persona, esos mismos rasgos, desembozados de todo embozo, son los que venían a agolparse con toda su fealdad ante la veintena de hombres dispuestos a defender el honor de la Casa de Dios con el Avemaría en los labios. Ni faltó, en la breve pausa entre una y otra salutación mariana, aquel clamor de ¡Viva Cristo Rey! que nuestros hermanos mayores en la fe (los cristeros, que no los judíos, los que nos precedieron con la holgura grande de su testimonio y su esperanza) supieron oponer a la descarga de pólvora de sus captores.

Era menester algo más que dejar las cosas en manos de una policía subordinada a un poder político que, mutatis mutandis, persigue los mismos fines que los manifestantes, a los que de hecho subsidió con la gratuidad del transporte y la comida, más el alojamiento hotelero en las mejores plazas. Hay apenas una diferencia modal entre unos y otros, y aún está por verse qué sea más repulsivo: si la lacra desencajada que salió a defecar y a mugir en las calles rosarinas por estos días o la intendenta que no pierde su omnímoda sonrisa al paso que propicia las más aberrantes políticas de salud pública de que su municipio tenga memoria, con copiosa distribución de pastillas abortivas y ligadura compulsiva de trompas en mujeres pobres que resultan tratadas, paradójicamente, como perras. Las paradojas e inconsecuencias, por lo demás, no terminan aquí, como cabe comprobar a menudo en el pensamiento de izquierda (si es que hablar de "pensamiento de izquierda" no supone una contradictio in terminis): era cosa de admirar, después de las machacantes consignas por la «igualdad de género», cómo la represión policial con balas de goma fue reprochada a los gritos con el argumento de que "iba dirigida contra mujeres".

No se pretendía, es obvio, impedir la posible profanación del templo con un número tan exiguo de hombres: esa tarea la cumplieron, finalmente, las fuerzas de seguridad. Si acaso sirvió para algo estar allí fue para mejor sufrir por Cristo y para rendir ese testimonio que, Dios mediante, puede impresionar al oponente y arrancar alguna conversión de entre sus fétidas filas. Recordemos el caso, indeleble en nuestras letras, del sargento Cruz, rendido al varonil ejemplo de Martín Fierro cuando éste libraba lucha muy desigual con quienes venían a apresarlo; recordemos el de aquel soldado alemán que vino a invadirnos entre las filas inglesas en 1806, el mismo a quien

después, cuando el criollo dijo "guerra"
invocando razones teologales,
su católica fe le dio señales
y a las huestes hispánicas se aferra.    
(Antonio Caponnetto, Poemas para la Reconquista)


Muy en cambio, y con el mismo terror ciego que siente el elefante a la vista de un ratón, así vino a comportarse ante los micrófonos ese hombrón de casi dos metros que es Su Eminencia Castradísima, monseñor Eduardo Martín. Pasadas las escaramuzas, en la tertulia con los periodistas, el mismo que no fue capaz de dar la cara ante los pocos fieles allí reunidos antes de la llegada de los manifestantes se apuró a aclarar que él había desalentado ese tipo de iniciativas y que quienes la llevaron a cabo son «ultras que creen que ese es el mejor modo de defender a la Iglesia» (fuente aquí). También insistió (aquí) en «no poner el acento» en los disturbios producidos ante la Catedral, sino en el carácter «totalmente pacífico» de una marcha que dejó por saldo una multitud de comercios y frentes de casas escritos, golpizas y robos a transeúntes y daños en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y en el colegio de los hermanos maristas.

Monseñor finge no entender que en la misma medida en que cedamos terreno a las bravatas de estas bestias enardecidas, así se irán incrementando sus atropellos, y que a este paso pronto no se podrá llevar un crucifijo colgado del cuello ni asistir a Misa. Y cree lícito aplicar al caso la misma hermenéutica que le aplica el enemigo, juzgando al igual que éste como "provocación" el celo por la honra de la Iglesia. Mucho más viriles que este obispillo de Laodicea y mucho más mujeres que cualquiera de las congregadas a la baraúnda infernal, consta el testimonio de las católicas que soportaron participar de los «talleres» (válganos la jerga al uso) intentando redargüir a las abortistas con grave riesgo de su integridad física. Las mismas que, mientras los varones rezaban a un lado de la catedral, permanecían unos pocos metros más atrás, aun cuando arreciaban los piedrazos y botellazos y las rociadas con la orina envasada previamente en botellas. O entreverándose incluso con las fieras para filmar de frente y de cerca la oración de los hombres, omitiendo cantar las consignas de las harpías y distinguiéndose peligrosamente de ellas por esto. Si se ha dicho que la mujer es la «flor de la Creación», cumple decir que la mujer católica digna de este nombre es su «flor y nata». Este funesto Encuentro Nacional de Mujeres, que sólo se convoca para desterrar un poco más la proscrita femineidad, servirá para que, en lo oculto, unas pocas mujeres acrisolen y acrezcan sus necesarísimas dotes.

Los incidentes de la Catedral nos devuelven, por último, a la insoluble disparidad de dos "proyectos", como se gusta hoy nombrarlos. Aquel que apunta a la «vida, y vida en abundancia» (Io 10,10), que en este destierro es la vida de la gracia y en lo futuro la Vida eterna, y aquel que lleva a la muerte del alma, y en lo terreno -si sus impulsores se detuvieran un solo momento a meditar en las últimas consecuencias lógicas de sus dislates- a la extinción del género humano, reducido sólo a hembras: no a otra cosa conduciría, de ser posible su universalización, la aplicación del programa del aborto libre, de la "muerte al macho" y del "lesbianizarse".

Es de prever que los Rothschild, los Soros et al. seguirán rociando con fuertes sumas de dinero ésta, que es la más ingeniosa de las guerras civiles que podían fomentarse. Las subnormales de sus huestes seguirán persuadidas, en la ceguera de su rencor, de que libran una guerra por legítimos derechos. A juzgar por el estrago ya obrado en la institución de la familia -y aquel que promete seguir obrándose en los últimos de sus residuos- no podría imaginarse una sazón más apropiada para aplicar aquello de que «¡ay de la tierra y del mar, porque el diablo descendió a vosotros con gran ira a sabiendas de que le queda poco tiempo!» (Ap 12,12).








45 comentarios:

  1. "marcha que dejó por saldo una multitud de comercios y frentes de casas escritos, golpizas y robos a transeúntes y daños en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y en el colegio de los hermanos maristas"

    y pintadas en los tribunales, y baldosas arrancadas a su paso, y mugre esparcida por todos lados. Más un policía herido por una bomba molotov, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más un policía que recibió un roce de un disparo de 22... Esta banda de criminales estaba bien pertrechada.

      Eliminar
  2. Ayer estuve defendiendo la Catedral. Fui uno de los que intentó hacer entender al Vicario del Obispo que la Iglesia Catedral no es solo un montón de ladrillos... No lo logré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. SIEMPRE QUE VEO ESTAS IMÁGENES, AÑO TRAS AÑO, ME QUEDO ESPANTADA, CON UNA ANGUSTIA INMENSA. YA NO EXISTE EL TEMOR DE DIOS Y MUCHAS ALMAS SE PERDERÁN. SEÑOR: VUELVE PRONTO !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elenco de pintadas callejeras de estos demonios, con 'reflexión final' de una descerebrada importante:

      https://www.youtube.com/watch?v=mePqlpMCy3w

      Eliminar
  4. El mismo lifschit les dió seiscientos mil pesos para las que luego, para disimular, tiene que mandarle la policía, que cínico.

    ResponderEliminar
  5. https://youtu.be/T8NocKGcRq0
    Esta familia sufrió en carne propia un uno por ciento de lo que sufrieron los rusos con los bolches. Dios quiera que les llegue material como el libro negro del comunismo, o el libro del padre Sáenz, para que empiecen a tomar consciencia de lo que sufrieron otros pueblos con la imposición de esa perversa doctrina que según afirman algunos se terminó con la caída del muro de Berlín(.... jaja).

    ResponderEliminar
  6. https://youtu.be/qo-yTznMCJE
    cuanto cinismo,
    ellas no se hacen cargo de los desmanes y la culpa es de la policía que "reprimió", lenguaje lifschiano si los hay...

    ResponderEliminar
  7. Estimado Flavio. Muchas gracias por su tremendo y elocuente informe y, sobre todo, por su presencia y la de otros tantos valientes hombres y mujeres de Cristo, en la defensa de la Catedral. Aquí, en su bitácora, pudimos encontrar lo que medios de comunicación deforman y tergiversan. Un abrazo desde Mendoza.

    ResponderEliminar
  8. Dios se ríe de los políticos incompetentes y de los eclesiásticos timoratos. Es la impresión que me quedó después de ver el informe de canal 3 presentado por mi ex vecina Giselle Massoud.
    Felicitaciones a Flavio y a todos los que pudieron estar ahí.
    Saludos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Juan de los Palotes11 de octubre de 2016, 5:21

    De un comentario publicado en este recomendable video: https://www.youtube.com/watch?v=IhK_Sh0bT-A

    "Ésta es la esencia violenta de la ideología de género, EL PORNOMARXISMO mundial, la miserable deificación del falo, la vulva y el ano, la izquierda manipulando a la perrada que propugna el aborto, la folladura social del comunismo destructor, en su sangrado hediondo atacando a la civilización , la cultura, occidente. Hieden a sudor, a cola sucia recién tomada, a coño sin lavar, a boca hedionda, los senos caídos al aire, las axilas sin depilar, sin desodorante, cuerpos mancillados por demonios, que odian la verdad y la decencia, defendiendo que los niños sean asesinados por sus madres. Las prostitutas que no se arrepienten, la chusma sucia/bolchevique, queriendo tomar por asalto el oxigeno y contaminarlo con hedor a semilla infecta, esta es la gentuza del desaseo social, odiador, vago, repugnante .Hambreados , que se regodean en su ineficacia social y quieren que el resto les mantengan, marimachos desaseadas exhibiendo tetas y nalgas y gritando consignas marxistas, feminazis violentas destruyendo, defecando en edificios santos, calzorras de bragas sucias tomando por asalto una catedral, marimaricas revolucionarias adoradoras del pito del Che, puñeteras putas con "conciencia social", incendiando plazas, indios bujarrones y putos con ínfulas de guerrilleros urbanos, lo mismo fornican, que pintan una pared, que empuñan el priápico fusil contra la propiedad privada que odian por envidia, la disfrazadas, ni mujeres , ni hombres, en fachas de mujeruca fea con tiliche inútil, pero con afeites de cabaretera, gritonas, chusmas, sucias, cachivache marxista de la promiscuidad , el más feo, el más payaso. La ramera de baja estofa escupiendo la cruz, aves rapaces nocturnas, fauna de Satán, haciendo el trabajo sucio de los socialistas y progres."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pueden decir las cosas de muchas maneras, pero justamente este comentario me resulta altamente grosero. Considero innecesario expresarse de manera tan super vulgar.

      Francamente Juan de los Palotes, nos lo hubiera podido ahorrar. Tirarlo a la papelera sería lo correcto.

      Eliminar
  10. Te he visto perfectamente Flavio, y ahí me hubiera gustado estar: rezando con todos los valientes católicos argentinos, pero también me hubiera gustado repartir leña, ambas cosas creo son compatibles cuando se trata de blasfemos y sacrílegos que atacan con odio feroz a Dios Nuestro Señor, a Su Santísima Madre la Virgen María, para defender "a pecho descubierto" (nunca mejor dicho) todos los pecados más graves que pueden existir en éste mundo: los actos contra natura, los asesinatos a niños inocentes, la perversidad de la ideología de género y demás temas que claman al cielo...

    Auténtica bazofia que el cobarde obispo de Rosario parece no molestarle en absoluto. Una vergüenza de monseñor, pero de esa ralea de haberlos, haylos, desgraciadamente en todas partes.

    Gracias querido amigo Flavio por hacernos llegar tanta infamia, aunque ya sabes que allende los mares están ocurriendo hechos similares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo oportuno repartir leña, Maite. El problema acá era la terrible inferioridad (veinte contra una marea) y la recomendación inicial de soportar las provocaciones verbales (no así las físicas), para que los medios no tuvieran que regodearse echando la culpa a los católicos por "haber empezado los disturbios". En condiciones normales, debiera bastar el primer insulto contra la Iglesia para bajarles un par de dientes, pero estas no son condiciones normales. Conste para comprobarlo la presencia impertérrita, ornamental, de la policía, que recién se dignó intervenir cuando empezaron los piedrazos y las bombas molotov. En la triste Argentina de nuestros pecados, esto se repite todos los días: abatir a un delincuente constituye un delito de lesa humanidad.

      Hay, con todo, un considerable porcentaje de la población que, atenta a las imágenes, queda conmovida por el testimonio de estos pocos católicos y sienten viva repugnancia hacia estas turbas del demonio. Y esto a pesar de que los medios insisten denodadamente en disfrazar los hechos ("se trató de una minoría que se separó de la marcha principal", etc.). He leído comentarios de agnósticos que se declaran tales que dicen que hubieran querido estar allí para sumarse a los católicos, señal de que todavía quedan anticuerpos para oponerse a la acción de este nihilismo homicida financiado por banqueros y burócratas.
      Espero que sepamos reaccionar antes de que sea demasiado tarde.

      Eliminar
    2. ¿Flavio está en el video?¿cual es?

      Eliminar
  11. Si me permiten un comentario un poquito alentador: La Nación tiene uno de los foros más abiertos y sin censura de los diarios argentinos, y por eso casi siempre tiene que cerrar los comentarios a noticias relacionadas con la promoción del aborto, ideología de género o homosexualidad porque, en las pocas veces que los dejan abiertos, la gran mayoría de la gente (por poco católica o cristiana que sea) refleja una natural repugnancia hacia todo eso. Creo que es posible (posible, no seguro) que empiece una reacción. En el hemisferio norte parece que está empezando a suceder, los pueblos de Europa y EEUU muestran un enorme hastío y rechazo hacia los valores revolucionarios y hasta progresistas, y lo están demonstrando con una de las pocas maneras que pueden hacerlo: sus votos. De ahí el inesperado voto por el "brexit" en Reino Unido, y el ascenso de Trump en EEUU, en ambos casos con enormes campañas mediáticas en contra.

    ResponderEliminar
  12. este es el mejor resumen que he visto de lo que pasó en Rosario.https://www.youtube.com/watch?v=IhK_Sh0bT-A

    ResponderEliminar
  13. Más allá de la cuestiones prudenciales del modo de proceder y reaccionar ante semejante horda claramente infernal, y que Flavio Infante ha detallado, es conmovedor y digno de alabanza el testimonio del puñado de católicos que defendieron en templo, oponiéndose incluso a las iras del arzobispo.

    ResponderEliminar
  14. Juan de los Palotes que despelote
    ESO ES EL INFIERNO

    ResponderEliminar
  15. Las harpías del Averno golpearon de nuevo. Jauría de endemoniadas, poseídas por poderosas legiones de espíritus infernales, monstruosa perversión de la femineidad, hembras henchidas de odio por todo aquello que toca a lo sagrado, comenzando por la vida humana que palpita en el seno materno, cultoras de la contranatura erigida en motivo de orgullo y de la blasfemia en guisa de plegaria laica, sofistas diabólicas que hacen del infanticidio un "derecho" de la mujer a "disponer de su cuerpo"... Pretendidas defensoras de la mujer pero que en realidad no son sino enemigas encarnizadas de la hermosa compañera que Dios le dio al hombre, y que no hacen sino corromper, pervertir y desfigurar con un odio a toda prueba, fanáticas subversivas que introducen la "lucha de los sexos" en la familia, conforme al modelo marxista-leninista de la "lucha de clases", sembrando la discordia y el enfrentamiento en todos los ambitos de la vida familiar y social, depravadas detestadoras de todo lo sano, bueno y noble que puede existir en el ser humano, en la familia y en la sociedad, desde la complementariedad de los sexos hasta la autoridad parental, pervertidoras contumaces y obsesivas de la niñez con su maldita "teoría de género" y la abominable "educación sexual y reproductiva" en las escuelas, procaces eructadoras de injurias e impiedades que producen escalofríos y sonrojan al más curtido, brujas horripilantes y esperpénticas habitadas por un odio indisimulado y de inconfundible cuño preternatural hacia lo que representa la esencia de la mujer y toda su excelsa dignidad y belleza: ser esposa y madre, dar la vida, protegerla y encauzarla, ser el corazón del hogar, el orgullo del marido, la ternura de los hijos. Sectarias de la peor calaña, laicistas, feministas, abortistas, homosexualistas, anarquistas, dignas emuladoras de la Bonafini y la Kirchner, enemigas de Dios, del varón, de la familia, de la mujer, de la niñez, de la sociedad y de toda forma de pudor y de decencia. Quiera Dios apiadarse de nuestra patria argentina devastada, arrasada, desfigurada por este vendaval del mal que nos agobia, por este culto a la maldad vuelto principio, y por la mentira hecha sistema, caja de Pandora abierta por la "soberanía popular" y que nos "gobierna" desde hace más de treinta años...

    http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.fr/2016/10/novedad-editorial-tres-anos-con.html

    ResponderEliminar
  16. Felicitaciones al Yunque! El puñado de hombres!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le atribuya eso al yunque, que encima es mexicano y de lineamientos masóncos.

      Eliminar
    2. Hay indicios que fueron ellos. Por lo menos eso es lo que dice gente del IVE. Masónicos? No me consta.

      Ser lo únicos los vuelve al menos interesantes. Deberíamos revisar nuestra posición con respecto a este tipo de grupos.

      Eliminar
    3. A mi entender es totalmente irónico, pero bueno, que hallan estado ahí es algo muy valorable.

      Eliminar
  17. Parece que los de IVE están re calientes con los que fueron a defender la Catedral. Hace un año, sus jóvenes eran héroes en la catedral de Mar del Plata, hoy "los que fueron a la catedral de Rosario no son católicos", "Son infiltrados que usaron el nombre de María en vano! Me parece que el IVE tiene unos problemas un poco más grave que resolver, no?
    Además, si miran bien en algunos videos hay una joven católica que se quedó que tiene un remera violeta oscuro que dice IVE EN ACCIÓN! Otros que manifiestan su desaprobación por la "desobediencia al Obispillo es gente de Fray Rafael María Rossi OP. (Universitarios por la Vida, de Córdoba) quienes dicen que el Yunque es el culpable de que los jóvenes se hayan quedado.

    En fin, parece que ellos deciden si sos católico o no, si sos del yunque o no.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, nimiedades. Yo no pertenezco a ninguna agrupación, ni siquiera a un grupete parroquial. Había que estar allí por el honor de la Iglesia.

      Eliminar
  18. Esta sucia, horrenda y demoníaca barbarie ejemplifica con meridiana claridad el combate que se está librando en el mundo: una minoría minúscula, la de la Ciudad de Dios, frente a una masa informe de energúmenos, los pobladores de la ciudad del diablo. Pese a lo desequilibrado del combate (combate no ya dogmático, sino físico en este caso), la Ciudad de Dios siempre vencerá a la del diablo. Sobra explicarlo. Pues es una perogrullada lo aquí escrito. Sirva sólo para agradecer a mis hermanos católicos de Argentina su presencia frente al atacante, bien para desagraviar tan atroz intento de profanación, bien para defender a Cristo de tales horadas de reptiles (con perdón de los reptiles).

    ResponderEliminar

  19. PS. Muy triste la no-toma de posición del obispo de Rosario.

    ResponderEliminar
  20. En ROSARIO, hicieron un chiquero, maleducadas, incultas, irrespetuosas, pintaron todos los frentes, las iglesias, insultaron a todos, defecaban en la calle, orinaban, peor querbarrabravas de futbol, algunas drogadas, borrachas. UN VERDADERO DESASTRE Y VERGUENZA HUMANA ESTAS "SEÑORAS".-




    http://entremujeres.clarin.com/genero/ENM-historia-Chaco-elegida-proxima_0_1666633396.html

    ResponderEliminar
  21. hablando de Soros miren esto:
    https://www.informadorpublico.com/narcotrafico/soros-no-quiere-restricciones-para-el-aceite-de-cannabis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Notamos... fijense el dato tan científico, pobrecitos ingenuos usados como punta de lanza para legalizar el consumo y cultivo de cannabis y luego por supuesto viene el de coca (de hecho en una dietética ya ofrecen harina de coca, completito el tema) socialistas cerdos por donde pasan dejan tierra arrasada. ¿Querrán desplazar el cultivo de trigo porque produce la Eucaristía y como dice el himno del congreso eucarístico espigas dan hostias y leños altares?. Van acelerados con este lobby maldito antes que la gente se entere y reaccione, lo mismo con el cambio de la constitución que promueve el comunista lifschit.

      “Notamos un cambio bastante importante, las convulsiones se redujeron mucho y son más espaciadas”, explicó la madre


      http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/138079-cannabis-mellizos-sancarlinos-que-esperan-un-gesto-de-macri-su-madre-melisa-le-envio-una-carta-al-presidente

      Eliminar
  22. Miro a mi mujer, siempre delicada, pía, atenta a sus varios hijos. La recuerdo ahora embarazada, rezando, en misa o poniendo la mesa. Siempre femenina y con un gesto de dulzura en el rostro.
    Y miro a estas hembras horribles, desnudas, groseras y blasfemas y caigo en la cuenta que solo Dios es Padre. El diablo no tiene hijos.
    A mandíbula batiente se ríe aquí de sus víctimas, para llevarlas algún día de la mano al infierno eterno.
    Qué desgraciada esta gente y qué mal negocio hacen; acá y allá.

    ResponderEliminar
  23. Don Yacaré Limado: qué hermosas palabras referidas a su esposa!Me hacen pensar del mismo modo en la mía. Y qué acertado juicio sobre las endemoniadas (y endemoniados) Gracias.
    Gracias a los miembros del grupo católico que valientemente defendió la Catedral. Ellos representan a miles y miles de católicos que -mas allá del Intruso y los obispillos- tienen auténtica Fe.
    Gracias Sr. Infante por esta buena crónica de un mal suceso.

    ResponderEliminar
  24. La gente del IVE siempre alienta la defensa de la Catedral en estas marchas, en orden al Señor allí presente.
    Los de YUNQUE,los felicito, pero no digan mentiras del IVE, ni saquen oscuras conclusiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El yunque es masonería como siempre infiltrada pero pretenden que no se note.

      Eliminar
    2. Lo diré con cortesía: no conozco nada del Yunque más que el nombre, y que se los ha acusado de secretismo -pero no tanto, que yo sepa, de ser masones. Es obvio para cualquier católico aferrado al Magisterio que las sociedades secretas repugnan al sentido católico. Pero también debería ser obvio -no sólo para un católico sino para un bien nacido- que las acusaciones no deben lanzarse como piedras por la espalda. Si yo denuncio como «anónimo», sin correr ningún riesgo (y los varones presentes en la Catedral lo corrieron, y grande) me vuelvo sencillamente despreciable.

      Eliminar
    3. https://forocatolico.wordpress.com/2015/12/22/el-yunque-es-una-secta-secreta-anticristiana/

      Eliminar
    4. http://www.elconfidencial.com/espana/2012-01-31/padres-catolicos-denuncian-a-el-yunque-una-secta-secreta-integrista-que-capta-a-adolescentes_238203/

      Eliminar
    5. Punto final, salvo que aporte artículos que valga la pena leer. El primero da cuenta muy por arriba de un libro en el que se acusa a El Yunque de secretismo. Ninguna novedad, salvo que sería bueno contar con pruebas (quizás consten en el libro, pero no en el artículo). El segundo es un mamarracho acatólico. Denostar a El Yunque por «su doctrina ultra -rechazo a los homosexuales, los inmigrantes y los judíos-» que «difícilmente encaja en un Estado democrático» es poco menos que un timbre de honor. Que «sus miembros utilizan como altavoces sociedades legalmente constituidas para "instaurar el reinado de Cristo en la tierra"», a priori no es ningún desdoro. Ni el «integrismo» que les endilgan: sabemos cómo emplea estos términos la prensa laicista como para engancharnos en su carro.

      Eliminar
  25. http://www.catholicherald.co.uk/news/2016/10/14/plans-to-desecrate-image-of-virgin-mary-in-estonian-museum-prompt-protest/

    Plans to desecrate image of Virgin Mary in Estonian museum prompt protest

    ResponderEliminar
  26. Altisonante prosa, me gusta. Primera vez que me paso por aquí. Del tema, esto: el demonio. Cordial saludo desde Montevideo.

    ResponderEliminar
  27. https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/10/21/ni-una-menos/

    ResponderEliminar
  28. https://www.informadorpublico.com/opinion/ideologia-de-genero-la-nueva-mascara-del-totalitarismo-de-izquierda

    ResponderEliminar